Última Hora

Desmantelan en Rojales un punto de venta de drogas a menores junto a un parque infantil



Los detenidos, según el instituto armado, son un hombre de 30 años y a una mujer 24 años, a quienes se atribuyen los delitos contra la salud pública por el cultivo de marihuana y tráfico de drogas. En la vivienda se localizaron 83 plantas de marihuana en un cultivo indoor.

Tras pasar por el juzgado, el hombre ha ingresado en prisión.

Agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Almoradí iniciaron la investigación tras recibir informaciones de diversas fuentes. Así, comprobaron un trasiego de gente "bastante inusual" por los alrededores de un domicilio de Rojales, cercano a un parque infantil.


Durante los días que duró la vigilancia, se pudo constatar que hasta esa casa acudían personas que entraban en ella para salir tan solo unos pocos minutos más tarde. Cuando posteriormente se identificaba a esas mismas personas por calles aledañas, se les sorprendía con pequeñas dosis de hachís o de marihuana entre sus pertenencias. Los supuestos clientes eran menores de entre 15 y 17 años

Además, se observó a los presuntos vendedores se desplazaban hasta el parque infantil para realizar el "pase".

Una vez quedó autorizada la entrada y registro del domicilio, los agentes descubrieron un cultivo de marihuana indoor dentro de una de las habitaciones, formado por 83 plantas de cannabis sativa, con el que supuestamente abastecían a toda su cartera de clientes.

También hallaron abundante material para el cuidado de las plantas (lámparas halógenas, ventiladores, transformadores eléctricos, etc.) y elementos para el pesaje y distribución de la droga (balanzas de precisión, envases y demás).

Los moradores fueron detenidos como presuntos autores de un delito contra la salud pública por el cultivo y tráfico de drogas. Tras ser entregados en el Juzgado de Instrucción número 2 de Torrevieja, se decretó el ingreso en prisión para el hombre y la puesta en libertad con cargos para la mujer.

Con esta actuación de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Almoradí, en la que también han colaborado agentes de la Policía Local de Rojales, se ha logrado desmantelar un punto de venta de droga al menudeo, que por su proximidad a una zona infantil y por su tipo de clientela, había generado cierta alarma social entre los vecinos.

REDOVÁN

Por otra parte, en la localidad alicantina de Redován, agentes de Callosa de Segura, detuvieron el lunes a un hombre, español de 29 años, al que sorprendieron con 14 dosis de cocaína, una dosis de hachís y 30 euros en billetes fraccionados.

El hombre fue identificado en el interior de su vehículo, en las inmediaciones de la piscina municipal. El conductor reconoció que la droga estaba destinada a la venta, por lo que se procedió a su detención por un presunto delito de tráfico de drogas.