Las autoridades surcoreanas se han activado para contener un nuevo brote de coronavirus, en busca de miles de personas que pudieron haber sido infectadas en un foco de casos vinculados a clubes nocturnos y bares en Seúl, la densamente poblada capital del país.
El país asiático ha sido elogiado por su rápida acción contra la pandemia, reduciendo significativamente la tasa de nuevas infecciones en las últimas semanas, pero el resurgimiento en el número de casos ha generado inquietud sobre la posibilidad de una segunda ola.

Las autoridades informaron de 35 nuevas infecciones en todo el país a partir de la medianoche del domingo, el segundo día consecutivo de nuevos casos de esa magnitud y las cifras más altas en más de un mes.

Veintinueve de esos nuevos casos se relacionaron con un brote en varios clubes nocturnos y bares de Seúl, muchos de ellos de la comunidad lésbica, gay, bisexual, transgénero y queer (LGBTQ).
Artículo Anterior Artículo Siguiente