De las vendedoras a los taxistas, pasando por los estudiantes o los directivos de empresas, China multiplica los tests en toda la población con la esperanza de erradicar definitivamente la pandemia de coronavirus.

Cada día, decenas de miles de personas se someten a tests en China, donde apareció la enfermedad el año pasado y luego contaminó a más de tres millones de seres humanos en el mundo.

El objetivo de las autoridades es evitar a cualquier precio una segunda ola de contagio.

La unidad de crisis del gobierno, presidida por el primer ministro Li Keqiang, pidió la semana pasada redoblar esfuerzos para hacer tests a la población.

Aunque la pandemia está controlada en China, siguen apareciendo casos importados.

Las autoridades también temen los casos de personas asintomáticas que pueden transmitir el virus sin saber ellas mismas que están enfermas.

Por eso las empresas farmacéuticas están abriendo nuevas líneas de producción de tests de ácido nucleico. Por su parte tiendas online como Alibaba y JD.com permiten a los particulares reservar hora en un centro médico para someterse a una prueba.
Artículo Anterior Artículo Siguiente