El Ayuntamiento de Benidorm (Alicante) está preparando su plan de seguridad como Destino Turístico Inteligente (DTI) para gestionar los próximos siete meses. El plan "Benidorm DTI + seguro" ya ha arrancado y se presentará a finales de junio.
El plan pretende aplicar las tecnologías DTI a la situación actual de pandemia para convertir la ciudad en un destino más seguro e iniciar la recuperación de la actividad turística a varios meses vista.

El objetivo, en palabras del alcalde Toni Pérez, es "finalizar el año 2020 con la preparación necesaria para abordar 2021". Las acciones concretas se conocerán a medida que avance la elaboración del estudio, pero el resultado será que Benidorm ofrecerá "espacios sanitarios seguros y limpios" para atraer turismo y generar confianza tanto en el residente como en el visitante.

Para eso, y mientras la movilidad internacional esté limitada, Benidorm se centrará en atraer al turismo español familiar y senior, con un modelo de sol y playa vinculado a la salud y el bienestar.


Con todo, Pérez ha admitido que con el turismo nacional no es suficiente: "Nuestro horizonte tiene que ver con la capacidad que tengamos para recibir turistas internacionales y, para cuando llegue ese momento, tenemos que estar mejor preparados que nadie. Ya estamos intentando girar la curva entre cancelaciones y nuevas reservas".

En ese sentido, el estudio analizará, a través de la inteligencia turística, el impacto de la crisis del coronavirus en el turismo tanto desde el punto de vista nacional como internacional y propondrá medidas para redirigir el liderazgo hacia un modelo de destino turístico inteligente más seguro que lo haga sostenible.

La elaboración del plan ya se ha iniciado con la reunión del Ente Gestor DTI de Benidorm y una junta de portavoces municipal para presentar el proyecto.

En las próximas semanas se procederá a incorporar al Ente Gestor las áreas de Sanidad, Seguridad y Emergencias y Bienestar Social, se alinearán actuaciones con retos marcados y comenzara a realizarse 'webinars' y mesas de trabajo con las partes interesadas.

El último paso involucrará a la ciudadanía con una campaña de participación ciudadana y se procederá a presentar los resultados del estudio la última semana de junio. A partir de ahora la salud será un indicador "que se incorporará con mucha fuerza" a la gestión turística.
Artículo Anterior Artículo Siguiente