Ha dejado atrás más de 60 kilos gracias a una estricta dieta, SirtFood, y la práctica de mucho ejercicio. Dejó de fumar y redujo la ingesta de alcohol. No parece la misma. «Antes lloraba. Ahora sudo», explicaba en una entrevista. El desamor parece haber tenido un gran impacto no solo en su música, sino también en su figura. Aunque poco se ha podido apreciar porque se ha mantenido alejada de las redes sociales. Este año no había publicado nada en su cuenta.
Artículo Anterior Artículo Siguiente