Un 31,3 % de los 2.908 fallecidos hasta ahora en Catalunya -909 hasta anoche- son personas mayores que vivían en residencias geriátricas, donde no mejora la situación pese a la evacuación de algunos residentes para aislarlos y la llegada de nuevo material de protección para los cuidadores. Si la ralentización de la propagación del virus ha aliviado ligeramente la presión en los hospitales catalanes, en los geriátricos no dejan de sumar fallecidos, pese a los esfuerzos para aislar con traslados a los ancianos, a que algunas familias han decidido llevárselos a casa ya la desinfección que están llevando a cabo bomberos, UME y empresas contratadas por la Generalitat.
Artículo Anterior Artículo Siguiente