Rusia reportó este viernes (17.04.2020) un total de 32.008 casos de COVID-19 confirmados, 4.070 de ellos detectados en las últimas 24 horas, un nuevo récord que llevó al presidente Vladimir Putin a advertir que la situación conlleva "riesgos muy elevados". Cerca de la mitad de los nuevos enfermos registrados el viernes están en la capital rusa (1.959). En total han muerto 273 personas, 41 de ellas en las últimas 24 horas. "Los riesgos de propagación de la epidemia siguen siendo muy elevados no solamente en Moscú sino en las otras regiones rusas", alertó Putin, en una videoconferencia con los gobernadores de varias regiones.
Artículo Anterior Artículo Siguiente