Estaba escondido en un piso de alquiler de la ciudad andaluza junto a dos personas más. El detenido aprovechaba la situación de confinamiento por el coronavirus para salir en pocas ocasiones a la calle y siempre con mascarilla para evitar ser reconocido.
El detenido es egipcio y habría entrado recientemente en España de manera irregular. Está considerado uno de los terroristas más buscados en Europa por su trayectoria dentro del Daesh y por su alta peligrosidad.

Según ha informado la Policía en un comunicado, los otros dos detenidos habrían estado con él durante el trayecto y actualmente se está verificando si también son terroristas que han vuelto de Siria.

La Policía afirma que esta "importante" operación se ha desarrollado dentro de la cooperación internacional y en colaboración con el CNI. Los agentes investigan si los dos detenidos tienen relación con el terrorista egipcio, que está incluido entre los Foreign Terrorist Fighters (FTT) más buscados de Europa.

En la operación, que aún permanece abierta, se ha registrado el apartamento donde los detenidos se ocultaban y se está analizando si son combatientes que han retornado o si estas dos personas prestaban seguridad y apoyo logístico al terrorista yihadista
Artículo Anterior Artículo Siguiente