Decenas de internos de la cárcel de Ocaña I, en Toledo, han protagonizado este jueves una protesta por la falta de médicos en el recinto, un incidente que se ha solventado sin daños personales, han informado a Efe fuentes penitenciarias.

Las fuentes han subrayado que la protesta ha comenzado cuando a las 13.30 horas un preso ha sufrido un desmayo y ha sido trasladado a la enfermería, mientras que se trataba de localizar a los médicos, que hoy, festivo, tienen una guardia localizada.

En ese momento había unos 350 internos en el patio general y han comenzado una protesta en la que han quemado los cubos de basura.

Según la misma fuente, tras esa protesta los internos han entrado al comedor con normalidad, pero, a la salida, un grupo de 30 se ha negado a subir a sus celdas.

Las fuentes penitenciarias han asegurado que los presos no han protagonizado "ni actitudes violentas ni episodio alguno de violencia" y, tras una conversación con el subdirector de Seguridad y con los funcionarios de Vigilancia, han regresado a las celdas hacia las cuatro de la tarde.
Artículo Anterior Artículo Siguiente