El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, ha confirmado que 540 personas han fallecido durante las últimas horas en el Estado por el coronavirus, que además ha dejado otras 2.000 hospitalizaciones más desde el pasado viernes. Una vez integrado este nuevo balance en las cuentas del Estado, el total de fallecidos rebasaría los 13.000, tras los 12.822 registrados oficialmente hasta este viernes. Según las estimaciones, la de hoy es una de las cifras de fallecimientos más bajas de las últimas dos semanas.

Artículo Anterior Artículo Siguiente