Más de 67.000 hogares, autónomos y pymes clientes de Iberdrola se han acogido ya a las diferentes iniciativas que la energética ha puesto en marcha con el fin de aliviar los efectos por la crisis del coronavirus. En concreto, la eléctrica suma ya más de 11.000 clientes que se han acogido a la flexibilidad en el pago de las facturas de luz, gas y otros servicios energéticos, que permite el fraccionamiento de las facturas, hasta en 12 meses y sin coste, a todos los clientes con dificultades de pago que lo soliciten, tanto en mercado libre como en el regulado, según datos de la compañía.
Artículo Anterior Artículo Siguiente