En el aeropuerto de Manises (Valencia) ha aterrizado pocos minutos antes de las nueve de la mañana el octavo vuelo contratado por la Generalitat dentro de la Operación Ruta de la Seda destinada a abastecer a la Comunitat Valenciana de material sanitario desde China y el tercero con carga íntegra comprada por el Gobierno valenciano. El avión, que salió de la ciudad china de Shenzen e hizo escala en Krasnoyarsk y Moscú y transportaba casi un millón y medio de mascarillas y casi un millón cuatrocientos mil guantes, además de 137.310 monos de protección EPI y 102.400 gafas de protección. Según los datos de la Generalitat, con esta carga ya han llegado casi 10 millones de mascarillas y casi siete de guantes, junto a medio millón de trajes EPI y más de doscientas cincuenta mil gafas
Artículo Anterior Artículo Siguiente