La Policía Local de Alicante ha superado las cifras de sanciones impuestas en un solo día a personas por desobedecer el estado de alarma, al registrarse en las últimas 24 horas un total de 136 denuncias con cuatro detenidos, según ha informado este martes la Concejalía de Seguridad.

Además, los agentes han identificado a 1.055 ciudadanos y 1.011 vehículos en la jornada de ayer, lunes santos, en los dispositivos desplegados para hacer frente al Covid-19, lo que supone también la cifra más alta en un solo día desde que se inició el estado de alarma.

Respecto a las cuatro personas arrestadas, una de ella ha sido por un presunto delito de violencia de género en el ámbito familiar y las otras tres por desobediencia y por un delito contra la salud pública.

La Policía Local ha intervenido esta martes para vigilar la distribución de equipos de protección individual (EPI) y garantizar las medidas de seguridad en cuatro empresas de transporte, y ha sancionado a ocho jóvenes que estaban reunidos en el Castillo de San Fernando y a otro grupo en la Plaza de Mediterráneo.

El edil de Seguridad, José Ramón González, ha pedido de nuevo que "se eviten al máximo los desplazamientos en vehículo y se cumplan las medidas de confinamiento".

Al mismo tiempo, el concejal ha expresado su satisfacción por que "la inmensa mayoría de los ciudadanos está cumpliendo en estos momentos complicados, con esfuerzo y mucha responsabilidad cívica", las restricciones establecidas en el decreto de estado de alarma del Gobierno ante la crisis del Covid-19, y les ha agradecido que "permanezcan en sus casas".

Las sanciones levantadas en estas semanas han sido, fundamentalmente, por no acatar el confinamiento, reunirse en la vía pública o con otros dueños de perros, trasladarse en vehículo sin motivo justificado, salir a fumar o a pasear en grupo por la calle, practicar deporte, visitar a familiares o amigos, o realizar dentro de las urbanizaciones actividades no permitidas en la vía pública.

Los agentes han llevado a cabo esta mañana controles y servicios de protección de centros logísticos y distribución de alimentos para comprobar que se cumplen las medidas de seguridad.

En concreto, se han trasladado a la Oficina de Correos de la avenida de Ansaldo, a un supermercado en Historiador Vicente Ramos, al Centro Comercial de Plaza Mar y a comedores sociales para reparto de alimentos en Vial de los Cipreses, en la ONG Asociación de Vecinos "La Prosperidad-San Gabriel" y en la calle Vergel.

También han tenido que intervenir por denuncias de ruidos en la calle Venezuela para que cesara la música y en Jose de Cabo Palomares.
Artículo Anterior Artículo Siguiente