La Vicepresidencia Segunda y Conselleria de Vivienda y Arquitectura Bioclimática y la Conselleria de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital han comenzado a repartir este martes en el grupo Los Palmerales, de Elche (Alicante), los primeros 'routers' del proyecto piloto que incluye la distribución de unos 700 dispositivos entre familias vulnerables que residen en viviendas públicas de la Generalitat.
El objetivo del reparto de estos medios para el acceso a Internet busca paliar la brecha digital, ha informado la Generalitat en un comunicado.

Se trata de una iniciativa que dotará de dispositivos a familias vulnerables que no disponen de conexión a Internet para que tengan acceso a la Administración electrónica, al teletrabajo y faciliten la actividad educativa en menores en edad escolar, mientras se mantenga la actual situación excepciona derivada de COVID-19.

En este proyecto participan la Vicepresidencia Segunda y Conselleria de Vivienda y Arquitectura Bioclimática, la Conselleria de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital y la Conselleria de Hacienda y Modelo Económico.


La distribución ha comenzado en el grupo de viviendas públicas Los Palmerales de Elche con el reparto de 112 dispositivos. Posteriormente, se hará en los grupos de San Lorenzo de Castelló, Mercedes Hernández de Alfafar, Racó de l'Horta de Sagunt, Barbacana-Les Xiques de Alcoi, y los grupos de Elda y Monòver.

Los dispositivos han sido adquiridos por la Dirección General de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de la Generalitat (DGTIC), dependiente de la Conselleria de Hacienda y Modelo Económico,y van acompañados de un bono de Internet de 50 GB gratuito para tres meses, que ha sido donado por la compañía de telefonía Orange.

BRECHA Y CONFINAMIENTO

El director general de la Entitat Valenciana d'Habitatge i Sòl (EVha), Alberto Aznar, ha asegurado que la crisis del coronavirus "ha obligado a confinarse a las familias en sus casas, lo que todavía ha puesto más de manifiesto la dramática realidad de la brecha digital que viven muchas familias con recursos limitados que no pueden permitirse el acceso a Internet".

La directora general para la Lucha contra la Brecha Digital, María Muñoz, ha afirmado que la actual situación "ha evidenciado que hay muchas personas que no tienen acceso a Internet" y que es una responsabilidad de las administraciones públicas detectar esta situación e intentar paliarla, "especialmente cuando el confinamiento puede impedir a muchas personas realizar trámites necesarios o continuar con su actividad educativa y profesional".

Por su parte, el director general de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (DGTIC), José Manuel García Duarte, ha señalado que se está realizando "un importante despliegue de soluciones tecnológicas encaminadas a reducir la brecha digital de las familias con menos recursos y dotarlas de algún tipo de conexión a Internet durante la crisis".

"Desde la DGTIC -ha añadido- hemos colaborado en diferentes iniciativas encaminadas a garantizar el acceso a servicios mediante herramientas telemáticas, como la adquisición de 14.000 tabletas para apoyar la docencia por medios telemáticos dentro del programa MULAN; y la distribución de 800 dispositivos para atender a los ciudadanos ingresados en hospitales por Covid-19, o bien para centros socioeducativos o de menores".

ACCESO A ACTIVIDADES VÍA TELEMÁTICA

Junto al material, las familias han recibido una carta en la que se les explica la importancia que tiene para el Consell tratar de paliar esta brecha digital entre los colectivos más vulnerables y que se hace todavía más patente en momentos de crisis que obligan a la población a estar confinada en sus domicilios, sin posibilidad de relacionarse con el exterior a través de las nuevas tecnologías.

Por ese motivo, se les hace entrega del 'router' para que cada familia pueda continuar la actividad educativa de sus hijos e hijas desde sus casas, puedan teletrabajar o acceder a la Administración electrónica para la cumplimentación de trámites que actualmente no pueden realizar.

Además, este dispositivo también les será de ayuda una vez se superen estos momentos de confinamiento y no se queden atrás respecto al resto de la población.

El vicepresidente segundo y conseller de Vivienda y Arquitectura Bioclimática, Rubén Martínez Dalmau, y la consellera de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital, Carolina Pascual, se reunieron recientemente por videoconferencia con los alcaldes y alcaldesas de los municipios en los que se va a llevar acabo esta iniciativa. Todos ellos mostraron su satisfacción por esta propuesta del Consell que "ayudará a acortar las desigualdades que sufren muchas familias".

Desde la Generalitat se trabaja para que este proyecto continúe creciendo y las nuevas tecnologías puedan llegar al mayor número de viviendas públicas. Por ello, se analizarán acciones para que estas familias puedan disponer de internet a más largo plazo.
Artículo Anterior Artículo Siguiente