El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, ha declarado formalmente la alerta sanitaria en varias regiones del país, una medida que amplía de forma excepcional los poderes de las autoridades con el objetivo de contener la propagación del coronavirus. Abe ha anunciado la activación de esta medida, conocida en Japón como estado de emergencia, durante una reunión mantenida hoy en Tokio con un grupo gubernamental especialmente designado para gestionar la crisis sanitaria, y tras obtener el respaldo del parlamento nipón. La alerta sanitaria entrará en vigor este miércoles en el Área Metropolitana de Tokio y otras seis prefecturas del país, se prolongará hasta el 6 de mayo y permitirá a las autoridades imponer una serie de restricciones a ciudadanos y empresas para tratar de frenar el aumento de los contagios.
Artículo Anterior Artículo Siguiente