La Asociación Profesional de Empresas Formadoras en Seguridad Vial (Formaster) calcula que, cada día de "no actividad" normal, está costando al sector de las autoescuelas alrededor de 6 millones de euros, lo que alcanza un coste acumulado de 200 millones de euros aproximadamente desde que se decretó el Estado de Alarma por el coronavirus el pasado 14 de marzo. Según lamenta la asociación, a esto hay que sumar que muchas autoescuelas han realizado ertes a sus trabajadores (profesores y personal de administración) y que siguen asumiendo los costes inherentes del negocio como son los alquileres y la financiación y préstamos de los vehículos con los que se realizan las pruebas prácticas. Por ello, muchas están solicitando ayudas a las empresas de leasing y renting, a las entidades financieras y a las aseguradoras para poder flexibilizar y aplazar pagos y poder continuar con el negocio en unos meses.
Artículo Anterior Artículo Siguiente