El primer paciente italiano tratado y recuperado con plasma convaleciente retornó a su hogar el pasado lunes, luego de estar “al borde del abismo” tras contraer coronavirus y pasar varias semanas hospitalizado. De 53 años, el hombre fue atendido con esa técnica en el Hospital Carlo Poma de Mantua, Lombardía. Según quienes lo trataron, Mauro -tal como se lo identificó- no presentaba problemas cardíacos, pulmonares o alguna enfermedad previa. Sin embargo, estuvo a punto de morir.
Mauro fue el primer paciente que se prestó al tratamiento de plasma convaleciente, cuyos protocolos fueron realizados en el Hospital San Matteo, en Pavía, y llevados adelante por el inmunólogo Cesare Perotti. El médico especialista en enfermedades de transmisión infecciosa indicó que los demás contagiados positivos que tengan dificultad para respirar también serán atendido bajo este procedimiento.

Giuseppe De Donno, el médico que atendió a Mauro, se mostró inmensamente satisfecho con la recuperación de su paciente de quien dijo estuvo al borde de la muerte. “Hoy renazco por segunda vez”, le dijo al especialista el hombre de la Lombardía que pudo volver a ver a sus hijos tras permanecer en cuidados intensivos durante más de dos semanas. “No sólo me devolvió la vida, sino también a mis hijos. Es un arco iris sobre nuestras vidas”, agregó.
Artículo Anterior Artículo Siguiente