El Ejército ha comenzado esta mañana a colaborar en las labores de vigilancia del perímetro terrestre que separa Ceuta de Marruecos. con la unidad del Regimiento de Regulares número 54.

Según han informado a Efe fuentes gubernativas, la Comandancia General de Ceuta se ha coordinado con la Guardia Civil para llevar a cabo estas labores en los 8,2 kilómetros de perímetro que separan los dos lados del vallado fronterizo.

La presencia de las unidades militares no responde a un incremento de la presión migratoria sino exclusivamente a la necesidad de incrementar los controles de la Guardia Civil en determinadas zonas de la ciudad.

La vigilancia se efectuará por los militares pertenecientes a las unidades del Regimiento de Regulares número 54 y del Tercio Duque de Alba 2º de La Legión, las cuales se irán relevando de forma paulatina, según han informado a Efe fuentes militares.

El refuerzo se produce también teniendo en cuenta que muchos guardias civiles se encuentran actualmente en aislamiento obligatorio por haber estado en contacto con efectivos del cuerpo que han dado positivo en coronavirus.

La frontera ceutí hace varios meses que no registra un intento de salto de inmigrantes subsaharianos que aguardan en Marruecos para acceder ilegalmente al territorio nacional.

El último intento se produjo el pasado día 19 de enero cuando unos 300 inmigrantes intentaron acceder por la frontera norte de Benzú, siendo todos ellos repelidos por Marruecos.

La última vez que tropas de la Comandancia General estuvieron desplegadas en el perímetro fronterizo fue en el año 2005 tras una decisión adoptada por el entonces presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

La permanencia de las tropas en la zona fue de dos meses en apoyo de la Guardia Civil. 
Artículo Anterior Artículo Siguiente