El desempleo en Europa podría casi duplicarse en los próximos meses, con hasta 59 millones de trabajadores que podrían perder su empleo, así como reducciones en los salarios y las horas debido a la pandemia de coronavirus, según un documento publicado por la consultora McKinsey.

La firma consultora estimó que los niveles de desempleo en el bloque estatal de 27 miembros alcanzaron un máximo de 7.6% en 2020 y un retorno a los niveles anteriores a la crisis en el cuarto trimestre de 2021. Pero en el peor de los casos, el desempleo podría alcanzar su punto máximo en 2021 con un 11.2%, con un recuperación a niveles de 2019 para 2024.

El desempleo en la zona euro cayó a un mínimo de 12 años en febrero, un mes antes de que las medidas de contención del coronavirus comenzaran a introducirse ampliamente en toda Europa. La tasa de desempleo fue del 7.3% en los 19 países que comparten la zona euro, el nivel más bajo desde marzo de 2008.

McKinsey dijo que los niveles de impacto variarían entre los grupos demográficos y los sectores industriales.

"Perder esos empleos no solo sería una tragedia a nivel individual, sino que también sería muy doloroso desde una perspectiva económica", señalan en el informe.

El estudio destacó un vínculo estrecho entre el nivel de educación y el riesgo a corto plazo para el empleo, "potencialmente exacerbando las desigualdades sociales existentes".
Artículo Anterior Artículo Siguiente