El Cabildo de la Concatedral de San Nicolás de Alicante ha aceptado y acatado la decisión de la Delegación del Gobierno en la Comunitat Valenciana de denegar la decisión de acceso de la reliquia de la Santa Faz al Castillo de Santa Bárbara para bendecir la ciudad. La propuesta se planteó ante la cancelación por el coronavirus de la romería, que en condiciones de normalidad se hubiera celebrado mañana jueves.
En ese sentido, el deán Ramón Egío ha dicho, en declaraciones a Europa Press este miércoles, que la Iglesia "siempre" ha acatado "y obedecido a la autoridad legítima".

Ha subrayado, no obstante, que se puede "discrepar" de la interpretación del articulado del Real Decreto "pero si la autoridad marca esta cuestión, la vamos a aceptar; por tanto, no hay ningún atisbo de contestación o reproche para lo que ha establecido la Delegación del Gobierno".

"Evidentemente, nos duele mucho", ha sostenido y se ha referido a las llamadas que ha recibido en escasos minutos, tras conocerse la noticia, por parte de unas "40 ó 50 personas".


Con todo, Egío ha visto una "parte buena" de la situación y es que "mañana, a partir de las 9.30 horas, se podrá seguir por varias televisiones la santa misa desde el monasterio de la Santa Faz, con la extracción de la reliquia del Sagrario, su colocación en el altar mayor y las oraciones preparadas expresamente para la ocasión pidiendo por los que han muerto, los enfermos y los que les atienden".

Y ha dicho que a cada una de esas oraciones el obispo, Jesús Murgui, responderá con una bendición y que se "repetirá" a las 12.00 horas "junto al repicar de las campanas".

"Esto es lo positivo, Alicante va a tener delante a su Santa Faz y podrá implorar misericordia", ha asegurado Egío.

BARCALA: "LO SIENTO"

Por su parte, el alcalde de Alicante, Luis Barcala, ha dicho, en un comunicado, que siente "profundamente" la decisión de la Delegación del Gobierno.

"Pero no por mi, sino por los miles de alicantinos para los que este gesto significaba tanto. Le pido a todos los alicantinos que mañana sientan y compartan la Santa Faz desde lo más profundo de sus corazones que pidan con fuerza para que podamos salir de esta situación lo antes posible. Esta unión de nuestra ciudad es un sentimiento tan noble que nos hace más fuertes para hacer frente a la pandemia. Juntos lo conseguiremos", ha asegurado.
Artículo Anterior Artículo Siguiente