El Ayuntamiento de Buñol ha decidido suspender la Tomatina, su fiesta de carácter internacional, por "responsabilidad" y en favor de la "seguridad" de quienes cada año participan en ella ante la crisis sanitaria actual provocada por la pandemia del coronavirus. Así lo ha confirmado la concejal de Tomatina, María Vallés, que ha señalado que esta es una medida que planteada desde el equipo de gobierno de la ciudad que se ratificará este miércoles al mediodía en una reunión con todos los grupos con representación en el consistorio. "Es una decisión importante y responsable sobre todo", ha indicado Vallés, que ha subrayado la "necesidad de preservar la seguridad e integridad de las personas" que participan en esta festividad. "Hemos sido en España una de las fiestas más seguras, también del mundo y no podemos garantizar esa seguridad" en la actualidad, ha apuntado la edil.
Artículo Anterior Artículo Siguiente