El Ayuntamiento de Alicante ha comenzado este martes el procedimiento administrativo para adquirir un millón de mascarillas que serán distribuidas gratuitamente en las casas de los alicantinos para que puedan estar más protegidos ante el coronavirus cuando empiece la desescalada.

Según un comunicado del consistorio, el alcalde Luis Barcala ha firmado hoy el inicio del expediente de adquisición de este elemento para que todos los alicantinos puedan afrontar con mejores garantías sanitarias, y por consiguiente más protegidos, la paulatina vuelta a la normalidad, que según la nota de prensa, previsiblemente se iniciará a mediados del mes de mayo, cuando el Gobierno empiece a suavizar las medidas de confinamiento y aislamiento social que contempla el decreto de estado de alarma.

Barcala ha tomado la decisión de adquirir estas mascarillas y distribuirlas gratuitamente tras constatar que "son muchos los alicantinos que no tienen acceso a este elemento de protección y que la adquisición sigue estando muy limitada dada su escasez". Según ha manifestado el alcalde, “hemos decidido impulsar esta compra porque consideramos las mascarillas, tras reconocerlo así los expertos, un elemento fundamental a la hora de aumentar la protección de las personas y evitar tanto la propagación del coronavirus como el contagio”.

"No queremos que ningún niño, ningún mayor, ningún trabajador, ningún alicantino tenga que correr riesgo por no poder acceder a unas simples mascarillas", ha subrayado el primer edil.

La iniciativa se suma a otras ya adoptadas por el Ayuntamiento de Alicante, como el reciente plan de medidas y ayudas sociales y económicas de emergencia presentado recientemente por el equipo de gobierno municipal, compuesto por PP y Cs, y dotado con casi trece millones de euros. 
Artículo Anterior Artículo Siguiente