La Guardia Civil ha detenido en Santa Pola (Alicante) a un hombre como presunto autor hasta 17 robos y un delito de desobediencia, a los agentes, por incumplir las medidas de confinamiento establecidas por el estado de alarma.
El instituto armado ha explicado que se le atribuyen 16 delitos de robo con fuerza en comercios, un delito de robo con violencia y un delito de desobediencia grave.

Desde prácticamente el inicio del estado alarma, los agentes del Área de Investigación, junto al Equipo de Policía Judicial, ambos de la Guardia Civil de Santa Pola, han estado investigando una serie de robos que se han producido en numerosos comercios de dicha localidad, tales como una gasolinera, una panadería, un restaurante, o una frutería, entre otros.

Como resultado de las gestiones de averiguación, se obtuvo que todos estos robos tenían un mismo modus operandi en común: las puertas y ventanas habían sido forzadas mediante herramientas poco especializadas, como lo pueden ser un destornillador o un simple cuchillo de casa. Además, tanto la cantidad de dinero como los efectos sustraídos coincidían en que eran de escaso valor.


En cuanto al posible autor de los hechos, las grabaciones de cámaras de seguridad, aportadas por alguno de los establecimientos perjudicados, muestran la imagen de un hombre de complexión delgada, pelo castaño corto y que, en todos los casos, vestía ropa deportiva.

Con todos estos elementos, la primera hipótesis que se barajó fue que se trataba de un vecino de Santa Pola, con domicilio cercano al centro urbano que, saliendo a la calle (se recuerda, ya en estado de confinamiento), aprovechaba para entrar, a la fuerza, en alguno de los tantos comercios que, debido al actual estado de alarma, permanecen cerrados.

Puestos en sobre aviso todos los efectivos, tanto de Guardia Civil como de la Policía Local de dicho municipio, sobre las características físicas y hábitos del sospechoso, el pasado miércoles 15 de abril, sobre las 03.15 horas de la madrugada, una patrulla de Policía Local identificó a un individuo que deambulaba por la vía pública y que encajaba perfectamente con la descripción aportada.

La Guardia Civil acudió rápidamente al lugar, comprobando y verificando la identidad de ese hombre, reconociéndole de inmediato como el presunto autor de los hechos, tanto por su físico como por la vestimenta que portaba, supuestamente la misma que ya había usado previamente para la comisión de los delitos.

Por tanto, los agentes procedieron a la detención de este vecino de Santa Pola, un español de 45 años, por ser el presunto autor de 16 delitos de robo con fuerza. A estos delitos se suma, además, un delito de robo con violencia y/o intimidación y otro delito de desobediencia grave a los agentes de la autoridad por incumplir, de manera reiterada, las medidas restrictivas de movilidad, recogidas en el R.D. 463/2020, de 14 de marzo, de estado de alarma.
Artículo Anterior Artículo Siguiente