La Delegación del Gobierno de la Comunitat Valenciana ha puesto freno esta tarde al frente común planteado por numerosos municipios costeros de la provincia de Castellón con el objetivo de evitar a toda costa la llegada de turistas durante la Semana Santa y les obliga ahora a retirar las protecciones que habían instalado en algunos de los accesos para este fin.

La representación del ejecutivo nacional, a través de una notificación firmada por la delegada, Gloria Calero, ha requerido a los municipios que habían impulsado este tipo de acciones, con la instalación de bloques de hormigón y vallados, que retiren este tipo de elementos antes de las 20 horas de este mismo jueves.
Artículo Anterior Artículo Siguiente