El Ministerio que dirige Salvador Illa, determinó que para medir la evolución de la pandemia sólo se contabilizarían como víctimas mortales del Covid-19 las que estuvieran confirmadas, y no las sospechosas o probables por infección de coronavirus.


El presidente del PP de Extremadura, José Antonio Monago, dijo este miércoles que existe «una orden» de «ocultar el número real» de fallecidos por coronavirus en la región extremeña, lo que a su juicio supone una «estrategia» que tiene un nombre que «por respeto» no va a decir ahora, pero que explicaría situaciones como las que se producen en Extremadura, donde «no puede ser» que mueran tantos mayores en las residencias y sean tan pocos los que estén dando positivo.

El TSJCM hizo este lunes públicos los datos de Castilla-La Mancha en un informe según el cual de 3.319 licencias de enterramiento que se extendieron en marzo, 1.921 estaban relacionadas con el Covid-19, pero sólo se contabilizaron las muertes confirmadas, como pedía el ministerio, es decir, 708 decesos, casi un tercio de los posibles.

Además, los datos de mortalidad de estos primeros meses de 2020 están multiplicando hasta por seis los datos de 2019, con lo que es muy probable que muchos fallecimientos sean a causa del coronavirus, aunque no se están incorporando a las cifras oficiales.

Artículo Anterior Artículo Siguiente