El Juzgado de lo Social número 31 de Madrid ha sido el primero en actuar en el frente judicial iniciado por médicos y personal sanitario madrileño para tratar de conseguir el material de protección necesario para hacer su trabajo sin riesgos, después de que se haya sabido que hay más de 5.000 profesionales que se han infectado. Su decisión ha consistido en dar 24 horas a la Consejería de Sanidad madrileña para proveer a todos ellos del material necesario.
Artículo Anterior Artículo Siguiente