Las autoridades de Portugal han elevado este viernes a 4.268 los contagios por coronavirus y ha confirmado al menos 714 fallecidos por una pandemia que, en opinión de los expertos lusos, no alcanzará su pico de contagios "antes del mes de mayo". La directora general de Salud de Portugal, Graça Freitas, ha explicado a los medios que la curva de evolución de la enfermedad parece "disminuir la velocidad" tras las medidas adoptadas en las últimas semanas, entre ellas el estado de emergencia. Con esta evolución, ha señalado, el pico no llegará en abril, como se preveía inicialmente, sino al mes siguiente como pronto y no será tanto un pico como una "meseta". "Cuando alcancemos el número de casos máximos en la curva, estaremos unos días, tal vez incluso semanas", ha señalado.
Artículo Anterior Artículo Siguiente