Última Hora

Litoral y Pirineo de Girona registran ocupación estival pese al llamamiento



 Las segundas residencias del litoral y el Pirineo de Girona presentan un lleno comparable al pico de las vacaciones estivales este fin de semana y muchos comercios de alimentación están recibiendo una afluencia de clientes por encima de lo habitual en pleno estado de alarma en España por coronavirus.

La situación es especialmente visible en municipios de escaso tamaño del Empordà, por lo que el vicepresidente de la Asociación de Micropueblos de Cataluña, Xavier Camps, a su vez alcalde de Palau de Santa Eulàlia, ha hecho un llamamiento a que "todo el mundo se confine en su lugar de origen".

"La gente de Barcelona y área metropolitana ha respetado poco lo que se pide y todo el mundo se ha desplazado a las segundas residencias", ha explicado Camps a EFE, a la vez que ha alertado que "los servicios sanitarios están preparados para la población anual, pero no para la estacional".

Este portavoz de micropueblos ampudaneses y de la comarca del Gironès que forman parte de la asociación catalana ha insistido en que los hospitales se refuerzan en época de verano por la llegada de turistas, pero que un pico fuera de temporada supone problemas tanto sanitarios como de abastecimiento en localidades que muchas veces cuentan con un solo comercio y vecinos que, en algunos casos, tienen dificultades para desplazarse.

"Si hay más demanda se colapsarán los servicios", ha añadido, Xavier Camps, mientras municipios de la zona conocida como L'Empordanet, situada entre la capital de la provincia y la línea de costa, veían como las tiendas de víveres vendían todo el día a un ritmo muy superior al de otros fines de semana por la llegada desde Barcelona de propietarios de segundas residencias.

En poblaciones de mayor tamaño como es el caso de L'Escala, el Ayuntamiento recuerda a través de las redes sociales que, en toda Cataluña, se pide que no haya movilidad, mientras que, el de Pals subraya que, hasta ahora, no había constancia de personas contagiadas en el municipio.

Cadaqués es otro ejemplo de importante de presencia de no residentes el fin de semana, pero también localidades como Palafrugell, Begur o Castell-Platja d'Aro, lugares donde se ha detectado la llegada el viernes de numerosos visitantes que acudían a los comercios locales.

La situación se reproduce en el Pirineo y, pese al cierre de la estación de esquí de Vallter 2000 por las medidas de prevención contra el coronavirus, el municipio de Camprodon ha visto como se multiplicaba su población este sábado a pesar de los consejos de permanecer en casa.

Su alcalde, Xavier Guitart, ha constatado también en declaraciones a EFE la llegada masiva de propietarios de segunda residencia.

La afluencia de estas personas se detectó el viernes y, según Guitart, es comparable a la de un fin de semana de uno de los picos altos del año.

El alcalde subraya de todos modos que, "de momento, no hay problema" y que la mayoría se ha limitado a comprar víveres en los comercios locales para encerrarse en sus casas, aunque precisa que los servicios allí no son los de una gran ciudad y que, por ejemplo, en toda la comarca del Ripollès se han concentrado efectivos en los centros de atención primaria de Ripoll, Sant Joan de les Abadesses y Camprodon.
'; (function() { var dsq = document.createElement('script'); dsq.type = 'text/javascript'; dsq.async = true; dsq.src = '//' + disqus_shortname + '.disqus.com/embed.js'; (document.getElementsByTagName('head')[0] || document.getElementsByTagName('body')[0]).appendChild(dsq); })();