La Policía Municipal de Madrid ha descubierto una fiesta en un burdel del barrio madrileño de Tetuán donde había cuatro mujeres y dos hombres desnudos en distintas habitaciones, por lo que denunciaron a todos por incumplir el estado de alarma, ya que solo la inquilina estaba allí domiciliada en el piso. La intervención se originó tras las denuncias de los vecinos, que aseguraban que en una casa llevaban de fiesta varios días con música a todo volumen y por donde pasaba gran cantidad de gente.
Artículo Anterior Artículo Siguiente