La crisis catalana y las inciertas consecuencias que puede tener en el futuro del Gobierno de Sánchez han precipitado los acontecimientos

Urkullu ha comunicado este lunes el adelanto de las elecciones autonómicas en el País Vasco, que se celebrarán el día 5 de abril, en Domingo de Ramos.

La fecha escogida por el PNV es la que se estaba barajando desde que el posible adelanto electoral se llevó al Consejo de Gobierno vasco la semana pasada. Para ello es necesario que se proceda mañana a la disolución del Parlamento vasco, 54 días antes del 5 de abril.
Artículo Anterior Artículo Siguiente