Los policías que prestan servicio en el centro de Zapadores detectaron este martes que uno de los internos presentaba síntomas de encontrarse enfermo y, ante la sospecha de que pudiera tratarse de esta enfermedad infecciosa, fue trasladado a un centro sanitario.

Fuentes policiales han indicado a Efe que el interno, de 47 años y origen rumano, fue atendido por la tarde por el personal sanitario del centro, que activó las medidas reglamentarias correspondientes, como es su evacuación a un centro hospitalario para que se le realice un test de Mantoux que, en el plazo de 48 a 72 horas, debe certificar si realmente se trata o no de tuberculosis.

Las mismas fuentes han añadido que el mismo protocolo implica que a todas las personas que hayan podido estar en contacto con el enfermo, tanto internos como personal del centro, se les impartirán unas charlas informativas para que conozcan la enfermedad y puedan detectar posibles síntomas.


Tal y como indica la Organización Mundial de la Salud (OMS), la tuberculosis es una enfermedad causada por Mycobacterium tuberculosis, una bacteria que casi siempre afecta a los pulmones. Es curable y prevenible. La tuberculosis se transmite de persona a persona a través del aire. Cuando un enfermo de tuberculosis pulmonar tose, estornuda o escupe, expulsa bacilos tuberculosos al aire. Basta con que una persona inhale unos pocos bacilos para quedar infectada.
Artículo Anterior Artículo Siguiente