Romney se une a los demócratas en la votación contra Trump 

El senador Mitt Romney rompió con los republicanos, votando para condenar a Trump por abuso de poder, pero apenas fue suficiente para destituir al presidente. El resultado siguió a meses de notables procedimientos de juicio político, que reflejan la implacable división partidista de la nación tres años después de la presidencia de Trump.
Donald Trump, fue absuelto el miércoles por el Senado de su histórico juicio político, un triunfo para el mandatario republicano en pos de la reelección tras un amargo proceso que dejó en evidencia la polarización del país.

Trump, el tercer presidente en la historia de Estados Unidos en ser sometido a un proceso de destitución después de Andrew Johnson en 1868 y Bill Clinton en 1998, fue exonerado luego de ser acusado por la oposición demócrata de buscar la ayuda de Ucrania en beneficio de su reelección en noviembre, así como de tratar de bloquear la investigación sobre el tema.

El Senado de mayoría republicana votó 52-48 el miércoles para absolver a Trump de abuso de poder y 53-47 para librarlo de la acusación de obstrucción del Congreso, los dos cargos en su contra aprobados el 18 de diciembre por la Cámara de Representantes controlada por los demócratas.

Esta victoria política se vio apenas ensombrecida por la deserción de un prominente republicano: Mitt Romney, el candidato derrotado por Barack Obama en las presidenciales de 2012, un revés para Trump que se jacta de haber unificado tras de sí al "Gran Viejo Partido". Todos los demócratas votaron en bloque en su contra.

En una votación solemne seguida en vivo por televisión por decenas de millones de estadounidenses, ninguno de los cargos alcanzó la supermayoría de 67 votos requeridos para una condena.

"Dos tercios de los senadores presentes no lo declararon culpable, el Senado determina que el demandado Donald John Trump, presidente de Estados Unidos, no es culpable de los cargos", dijo el presidente de la Corte Suprema John Roberts, quien dirigió el juicio.

- "VICTORIA" -

La Casa Blanca consideró el veredicto como "una exoneración completa" del presidente.

Y apenas fue absuelto, Trump tuiteó un video, que ya había publicado el año pasado, de un montaje que representa una portada falsa de la revista Time declarándolo presidente por toda la eternidad.

"Haré una declaración pública mañana (jueves) a las 12H00 desde la Casa Blanca para hablar de la VICTORIA de nuestro país sobre esta Farsa del Juicio Político!", anunció luego. Y más tarde tuiteó otro video atacando a Romney, el primer senador en la historia estadounidense en apoyar la condena a un presidente de su propio partido.

De su lado, la líder de los demócratas en el Congreso, Nancy Pelosi, afirmó que Trump sigue siendo "una amenaza para la democracia estadounidense" con "su insistencia en que está por encima de la ley y que puede corromper las elecciones si lo desea".

"Hoy, el presidente y los republicanos del Senado han normalizado el irrespeto por la ley y rechazado el sistema de controles y equilibrios de nuestra Constitución", dijo en un comunicado.

La oposición demócrata acusaba al 45º presidente de Estados Unidos de haber utilizado recursos del Estado, en particular asistencia militar validada por el Congreso, para tratar de obligar a Ucrania a "ensuciar" a un potencial rival político, el exvicepresidente demócrata Joe Biden.

Desde que estalló el escándalo, Trump afirma ser víctima de una "caza de brujas" orquestada por sus oponentes que -asegura- no habrían digerido su sorpresiva victoria de 2016.
Artículo Anterior Artículo Siguiente