La Guardia Civil ha investigado en Calp (Alicante) a tres personas como presuntas autoras de un delito continuado de hurto y un delito de pertenencia a grupo criminal, tras supuestamente sustraer de varios establecimientos de alimentación productos alimenticios y de higiene por valor de 600 euros. Uno de los detenidos se llevó salmón y embuchados ibéricos pegados al cuerpo debajo de un 'maillot' de ciclista.
La operación se ha llevado a cabo dentro del Plan de la prevención contra la delincuencia ejercida en los Comercios, ha informado el instituto armado.

Los hechos se desarrollaron durante un servicio de vigilancia específico que agentes de paisano estaban realizando el pasado fin de semana. Así, observaron un comportamiento atípico en un hombre y una mujer, que iban y venían desde los supermercados hasta un vehículo aparcado, en el que les esperaba un tercero. Una vez descargaban todo lo que llevaban encima, regresaban a otro establecimiento, mientras el conductor esperaba en actitud vigilante.

En una de las ocasiones en las que volvieron al vehículo, la Guardia Civil decidió proceder a su identificación. En el bolso que portaba la mujer, había ocultas, dentro de un hueco creado expresamente para ello, multitud de latas de conserva de alto valor económico. El hombre, en cambio, había elegido sustraer elementos de un grosor más fino, como estuchados de ibéricos y de salmón, que llevaba adheridos al cuerpo dentro de un 'maillot' de ciclista.


En el registro del coche, se encontraron el resto de efectos sustraídos repartidos entre el maletero y los diferentes huecos de los asientos. Se contabilizaron más de un centenar de artículos alimenticios y de higiene, todos de primeras marcas, valorados en unos 600 euros.

Estas tres personas, dos hombres y una mujer, todos de nacionalidad rumana de 37, 31 y 18 años, fueron investigados como presuntos autores de un delito continuado de hurto y un delito de pertenencia a grupo criminal.
Artículo Anterior Artículo Siguiente