El alcalde de València, Joan Ribó, ha indicado este jueves que su equipo de gobierno, conformado por Compromís y PSPV, acatará las conclusiones que elabore la comisión que investiga en la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de la ciudad el fraude de cuatro millones de euros detectado en sus cuentas en cuanto a responsabilidades por dicha estafa.
Así, el primer edil ha reiterado que los miembros de su ejecutivo aceptarán "las resoluciones de la comisión". "Lo que diga la comisión será lo que valdrá", ha afirmado, al tiempo que ha apuntado que espera que estas conclusiones se tomen "con el máximo consenso posible".

Ribó se ha pronunciado de este modo tras recibir en el Ayuntamiento a una representación de mujeres represaliadas durante el Franquismo, preguntado por las declaraciones hechas por la presidenta de la comisión de investigación y Elisa Valía, también consejera socialista en la EMT y concejal del equipo de gobierno local, respecto a que la ciudadanía no entendería que no se plantearan responsabilidades a partir de dicha comisión.

"Pienso respecto a este tema que es la comisión de investigación la que debe tomar las resoluciones. Yo no tengo pensamiento propio sobre esto. En su momento dije que nosotros aceptaríamos las resoluciones de la comisión", ha manifestado el primer edil. "Lo que diga la comisión será lo que valdrá. Espero que se tome con el máximo consenso posible", ha insistido
Artículo Anterior Artículo Siguiente