El balance general de la epidemia de COVID-19 superó el sábado la barrera de los 1.500 muertos en China, con 138 nuevas víctimas en Hubei, luego de una jornada en que se confirmó el primer caso en un país africano.

El Ministerio de Salud de Egipto anunció que ha registrado el primer caso en el continente. La persona contaminada, de quien solamente se sabe que no es de nacionalidad egipcia, fue hospitalizada en cuarentena.

Este sábado, la Comisión Provincial de Salud de la provincia china de Hubei reportó 139 nuevos decesos en esa región en las previas 24 horas, y de esa forma el total registrado de personas muertas en China ascendió a 1.519.

Casi 66.000 personas ya fueron contaminadas, siendo que la mayoría de los casos se concentra en la región de Hubei, en el centro del país.

Debido a la marea de pacientes en los hospitales de Hubei y la escasez de suministros de protección (máscaras, trajes completos), numerosos miembros del personal sanitario se encuentran a merced de la contaminación.
Artículo Anterior Artículo Siguiente