La Asociación de Vecinos Amics de la Malva-rosa ha decidido mantener las concentraciones de protesta el último jueves de cada mes para reivindicar "la dignidad del barrio" y reclamar al Ayuntamiento de València actuaciones urbanísticas para evitar su "degradación". La asociación, que ha acordado mantener las protestas en la última concentración realizada el 30 de enero, ha asegurado este miércoles que merecen "plazas dignas en lugar de descampados, queremos más medidas sociales, medidas educativas y más limpieza". Además, ha demandado "más y mejores servicios públicos de educación, sanidad y servicios sociales; garantizar el derecho a una vivienda digna; detener el mercado especulativo de la droga; reforzar la convivencia con medidas de esfuerzo educativo y social, y políticas y espacios culturales alternativos de ocio y formación". "Llamamos al ayuntamiento al diálogo para abordar estas medida", ha asegurado la asociación, que ha hecho "una llamada al vecindario" del barrio para "alzarse y demostrarle a toda València que somos un barrio luchador". Además, han indicado que los derechos "no se regalan, se conquistan" y que la Malva-rosa "está dispuesta a luchar" por ellos.
Artículo Anterior Artículo Siguiente