El Juzgado de Instrucción número 4 de València ha sobreseído provisionalmente la denuncia que interpuso en 2018 el grupo municipal 'popular' en el consistorio por las obras del intercambiador de la Empresa Municipal de Transportes en Porta de la Mar al considerar que no existen indicios suficientes de la comisión de un delito de prevaricación.

Así consta en un auto del pasado mes, al que ha tenido acceso Europa Press, donde la jueza acuerda ese sobreseimiento en una causa en la que el PP presentó en junio de 2018 un escrito de ampliación de denuncia y en octubre de ese mismo año se declaró compleja y se prorrogó la instrucción un año.

La jueza señala en su resolución que tras terminar la instrucción sin que se haya pedido prórroga debe decretar el sobreseimiento, habida cuenta que ya no se pueden solicitar diligencias de investigación y, al no haberse tomado declaración a posibles investigados, el fiscal no puede formular acusación.

En cuanto al fondo del asunto, indica que no existen indicios suficientes de prevaricación dado que en el escrito emitido por la Generalitat consta que no es preceptivo un informe de esta administración para la realización de las obras porque no se trata de una intervención que aborde reducción de tráfico y ampliación de áreas peatonales y no es actuación de "especia trascendencia".


Por otro lado, añade que tampoco era necesario concurso público porque las obras realizadas "tienen encaje" en el contrato suscrito entre el Ayuntamiento y Pavasal.

En noviembre de 2017 el concejal de Movilidad Sostenible del Ayuntamiento de València, Giuseppe Grezzi, anunció la construcción de un nuevo tramo de carril bus entre la Plaza de América y la de la Plaza de la Porta de la Mar por la calle Navarro Reverter y el intercambiador de autobuses ene se punto al que accederán inicialmente ocho líneas de la EMT (seis diurnas y dos nocturnas) para "mejorar la EMT en ese entorno", ya que supone una vía de acceso del transporte público al centro de la ciudad.

Las obras anunciadas en Navarro Reverter, Plaza América y Porta de la Mar alcanzaban un coste de 443.593,68 euros, a realizar por la contrata de obras del Ayuntamiento, gestionada por la firma Pavasal.

El PP presentó la denuncia al considerar que el proyecto se tramitó sin informe de Patrimonio pese a ser un entorno BIC, junto al Palacio de Justicia y la Porta de la Mar.
Artículo Anterior Artículo Siguiente