La Guardia Civil ha detenido al hombre que agredió, en la madrugada del miércoles al jueves, a uno de sus agentes en la localidad navarra de Alsasua. Ahora, según han confirmado fuentes oficiales del Cuerpo, se le tomará declaración con el objetivo de que pase a disposición judicial lo antes posible.

El incidente, en el que el efectivo del Instituto Armado resultó herido leve después de que el detenido le propinara una patada en pleno proceso de identificación, tuvo lugar coincidiendo con la festividad de los quintos de Santa Águeda.

Las fuentes consultadas por este diario desvinculan los hechos de los que sucedieron en octubre de 2015 en la misma localidad, cuando ocho jóvenes participaron en una brutal paliza contra dos guardias y sus novias.

En un primer momento, la Fiscalía solicitó pena de cárcel por terrorismo para ellos, aunque finalmente el Tribunal Supremo rebajó las penas: los magistrados les impusieron castigos que oscilaron entre un año y medio de cárcel y nueve años y medio.

Volcando contenedores
Varios jóvenes que protagonizaron este nuevo episodio, entre los que se encontraba el detenido, fueron identificados por la Guardia Civil después de que los agentes fueran alertados de que estaban volcando contenedores en medio de una calle del municipio navarro provocando el corte de la circulación.


La rápida actuación de la Policía Foral, que acudió a apoyar a la patrulla de la Guardia Civil involucrada en el ataque, contribuyó a que los hechos no fueran más graves.
Artículo Anterior Artículo Siguiente