El Reino Unido ha pedido a sus ciudadanos actualmente en China que se vayan "si pueden", debido a la propagación del nuevo coronavirus que ha infectado a más de 20.000 personas. "Aconsejamos a los ciudadanos británicos que abandonen el país si pueden y que minimicen su exposición al virus", dijo el ministro de Relaciones Exteriores, Dominic Raab, en un comunicado. Agregó que Londres estaba trabajando para repatriar a los británicos que todavía estaban en la provincia de Hubei, donde se encuentra la ciudad de Wuhan, el epicentro del nuevo coronavirus.
Artículo Anterior Artículo Siguiente