Más de 300 empresas chinas están pidiendo préstamos bancarios por un total de al menos 57.400 millones de yuanes (8.200 millones de dólares) para ayudar a hacer frente a los trastornos causados por el cierre de ciudades, fábricas y líneas de suministro paralizadas, dijeron dos fuentes bancarias.

Entre los posibles prestatarios están el gigante del reparto de comida Meituan Dianping, el fabricante de teléfonos inteligentes Xiaomi Corp y el proveedor de servicios de transporte Didi Chuxing Technology Co, dijeron las fuentes.

La empresa china Xinchao Media dijo el lunes que había despedido a 500 personas, algo más del 10% de su plantilla, y la cadena de restaurantes Xibei dijo que estaba preocupada sobre cómo pagar los salarios de sus aproximadamente 20.000 trabajadores.

Las autoridades dijeron el martes que pondrán en marcha medidas para estabilizar el empleo, además de los recortes anunciados previamente en los tipos de interés y el estímulo fiscal diseñado para mantener al mínimo cualquier recesión económica.
Artículo Anterior Artículo Siguiente