El Consejo de Ministros ha autorizado la licitación a través del gestor de infraestructuras ferroviarias (Adif) del contrato de mantenimiento para la línea de alta velocidad Madrid-Levante por un valor estimado de 63,57 millones de euros y un plazo de ejecución de 48 meses.

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha informado de que las bases de Villarubia de Santiago (Toledo) y Gabaldón (Cuenca) atienden el mantenimiento de los tramos entre Torrejón de Velasco (Madrid) y Minglanilla (Cuenca), la bifurcación de Albacete-Bonete y la vía uno de la bifurcación de Los Blancales-Yeles, todos ellos en explotación.

Atienden también el mantenimiento de los tramos en construcción entre Chamartín (Madrid) y Torrejón de Velasco incluido el túnel entre las estaciones Atocha y Chamartín y la vía dos de la bifurcación de Los Blancales-Yeles.

Los trabajos incluyen la conservación de la plataforma ferroviaria, vías generales, secundarias y de apartado, así como de aparatos de vía, ramales de conexión, bases de mantenimiento y cambiadores de ejes, así como la evaluación de su estado y la aplicación de recursos para actuar con inmediatez en caso de incidencia.
Artículo Anterior Artículo Siguiente